(1 vote, average 5.00 out of 5)
La Comunidad5.00 out of 51 based on 1 voters.


Leer más: En barco a la isla La Tortuga

Refugio natural. Destino favorito de propietarios de yates, lanchas y veleros, en la segunda isla del país todos los fines de semana atracan embarcaciones de distintos quilates frente a sus playas de arenas coralinas. Un paseo en bote, desde Higuerote, invita al viajero a descubrir sus bondades vírgenes.

Tras franquear los canales de Carenero y emprender rumbo al noreste, el Sicania pierde la calma y comienza a columpiarse en todas direcciones. El viejo bote pesquero, propiedad de la familia Lli, remonta y desciende las olas del mar Caribe en busca de su destino final: la prístina isla La Tortuga, la segunda ínsula más grande en extensión de Venezuela, después de Margarita.
Los pasajeros, desparramados en la cubierta, permanecen en silencio. La mayoría quiere escapar del mareo que produce el porfiado vaivén, que durará al menos ocho horas. Pero no siempre se anuncia tempestad. A veces, el mar muestra su buen talante y consiente un sereno paseo.
Entonces, jubilosos, todos olvidan su letargo marino, se levantan, cantan y bailan, bañados de mucho sol y una brisa pertinaz.
Una bandada de delfines se acerca a saludar a los viajeros.

Leer más: Llegando a La Isla Tortuga....El pescador margariteño descubrió su pasión por el mar a temprana edad en el puerto de Punta de Piedras. Allí se zambullía a recoger las monedas que lanzaban los turistas desde el ferry. En 1996 perdió uno de sus pulmones, mientras buscaba langostas en las profundidades del mar. Hoy, a pesar de sus limitaciones, no ha perdido su vitalidad. Recuerda que La Tortuga es un paraíso para la pesca artesanal en sus distintas formas. No en vano, todos los años se celebra un importante evento de pesca deportiva en sus aguas. El corocoro, la raya, la picúa, el dorado, el mero, el pargo y la langosta son los especimenes más buscados por los pescadores.
Pronto, el Yate bordea las costas de la ínsula y continúa su recorrido hacia Punta del Este, el lugar escogido para acampar. El Captian, cocinero, marinero y piloto del Yate relata que, en los últimos años, La Tortuga se ha convertido en uno de los destinos predilectos de los propietarios de embarcaciones marinas. Todos los fines de semana, yates, veleros y lanchas de diferentes quilates y distintas banderas atracan frente a sus costas y ocupan sus vírgenes espacios.
Pero, la mayoría de las veces, sus deshabitadas playas brindan a los viajeros la oportunidad de disfrutar en solitario de sus parajes, sin ser perturbados por grandes multitudes.
 

Leer más: El ultimo paraiso!Isla Tortuga (La Isla Tortuga) es una isla deshabitada al norte de Venezuela. Es parte de una cadena de islas que incluyen el Tortuguillas, Palaquines, y otras claves más pequeñas. Tortuga fue descubierta en 1499 por Alonso de Ojeda. En su segundo viaje, junto con Américo Vespucio, la isla fue nombrada Isla La Tortuga por Américo Vespucio, debido a la enorme presencia de las tortugas en la isla.
Durante el 1500 la isla fue poblada por los holandeses que llegaron allí para explotar las lagunas de evaporación de sal en el este de la isla. Ellos construyeron un fuerte en la isla para proteger sus obras, la sal y segadores contra los españoles que estaban deseosos de mantener a los holandeses de la isla. Ellos fueron expulsados ​​definitivamente en 1631 cuando el gobernador español de Cumaná Luis Fernández destruyeron sus instalaciones e inundó las salinas. Desde entonces la isla no ha tenido una población permanente y su ubicación y morfología se han mantenido intactos, lo que la convierte en una de las ultimas islas vírgenes de verdad en el Caribe.

Agent / Charter Broker

Face+ Desde la Isla

Tortuga-Island+